CONTESTPRO2013
Handicappers Contest

Noticias y Fotos - News and Photos

 

 

Frente a un grande

"Estamos observando a uno de los mejores bateadores derechos que jamás haya existido". -- De un scout veterano de la Liga Americana, luego de pasar una serie observando al sensacional Miguel Cabrera en el trabajo.

Uno de los mejores bateadores derechos que jamás haya existido. Wow.

Eso es una expresión que sacudirían a Willie Mays y Hank Aaron -- y quizá sacudiría de vuelta a la vida a Rogers Hornsby y Jimmie Foxx. Señores, ¿ya tenemos su atención? Correcto. Lo sabía. Ahora, repitamos:

Miguel Cabrera batea
 
Uno de los mejores bateadores derechos que jamás haya existido.

Este no es el tipo de elogio que arrojaríamos a la ligera por todas partes. Pero podemos dejar que vuele en este caso, porque el hombre al que nos referimos es el extraordinario Miguel Cabrera.

Si ustedes prefieren debatir si él puede ganar de nuevo la Triple Corona, está bien. Si prefieren charlar acerca de si él es el favorito para ganar otro premio como el Jugador Más Valioso, está bien.

Pero creo que es hora para un tópico mucho más grande e importante:

¿Dónde se clasifica Miguel Cabrera entre los bateadores derechos más grandes en la historia del béisbol?

¿Entre los 10 primeros? Absolutamente. Casi no se puede argumentar. ¿Los cinco primeros?

Posiblemente. ¿Los tres primeros? No es descabellado. En serio.

Y ahora viene la parte divertida. Ahora, tengo que comprobarlo.

Él es Hank Aaron

Cabrera llegó a las Grandes Ligas a los 20 años. Ahora, tiene 30. Y es lo más bello, porque es una comparación perfecta entre este hombre y otro jugador que alguna vez llegó a las Grandes Ligas a los 20 años -- el legendario Henry Aaron.

Solamente digamos que los números de Cabrera -- similares a los de Aaron -- son aterradores si los comparamos con las estadísticas de Aaron en su campaña cuando tenía 30 años:

 

Cabrera todavía tiene mes y medio para incrementar algunas de estas cifras. Pero ustedes comprenden la idea. Si lo comparamos con un bateador tan icónico, sabemos que ocurre algo especial.

Él es Joe DiMaggio

Y hablando de icónico...

¿A dónde te fuiste, Joe DiMaggio? Bueno, te convertiste en Miguel Cabrera. Eso fue lo que pasó. Echen un vistazo a esta comparación con la carrera de DiMaggio, que se extendió 13 temporadas, con la de Cabrera, que va actualmente en la décima primera campaña:


¿Estos dos hombres jugaron en épocas muy diferentes? Por supuesto que lo hicieron. Pero incluso cuando los comparamos con los otros jugadores de su generación, su nivel de dominio luce bastante similar. El OPS de por vida de Cabrera (.969) es 211 puntos mejor que el OPS promedio de un pelotero de su era (.758). El de DiMaggio era 213 puntos mejor (.977/.764). Así que hay alguna letra de canción en alguna parte. ¿No?

Él es Rogers Hornsby

¿Quién encabezó a la Liga Americana en bateo la temporada pasada? Ese fue Miguel Cabrera. ¿Quién encabezó la Liga Americana el año previo? También sería Miguel Cabrera. ¿Y quién tiene una ventaja de 33 puntos* este año?

Je, je. Ya saben quién. No es Adam Dunn. Pongámoslo de esa forma.

Entonces, si entienden mi insinuación, lo que estamos presenciando es a un hombre que va en camino a su tercer título de bateo consecutivo. Y mis amigos, para que entiendan lo que eso significa: ¡Los bateadores derechos no hacen eso!

Para encontrar al último bateador derecho que ganó al menos tres títulos de bateo en fila -- y de hecho, el único otro bateador derecho que logró eso en la era de la pelota viva -- hay que retroceder casi nueve décadas en el tiempo. Hasta Rogers Hornsby, quien ganó seis en fila en la Liga Nacional de 1920 a 1925.

Entonces, ¿qué tan genial es esa lista -- Rogers Hornsby y Miguel Cabrera?

Pero esperen. Aquí tenemos unos cuantos datos relacionados:

• ¿Saben quién fue el último bateador derecho que encabezó la Liga Americana en bateo en al menos tres campañas consecutivas? Fue Nap Lajoie. Quien lo hizo en las primeras cuatro temporadas en la historia de la Liga Americana (1901-1904).

• OK, ¿quieren adivinar quién fue el otro bateador derecho desde 1900 en ganar al menos tres títulos de bateo consecutivos? Qué tal Honus Wagner -- entre 1906 y 1909.

" ¿Y pueden nombrar a los únicos bateadores derechos en los últimos 80 años que han ganado al menos tres títulos de bateo en total, aunque no fueran de manera consecutiva? La respuesta: Roberto Clemente (1964-65-67) y Bill Madlock (1975-76-81-83). Y eso es todo, amigos.

Ahora, obviamente Cabrera no ha ganado todavía su tercer título de bateo. Pero contáctenme en mes y medio. Es una apuesta excelente que eso cambiará.

Él es un psíquico

Hablé esta semana con dos scouts que han presenciado béisbol durante muchos años. Ellos provienen de familias beisboleras. Ellos saben cómo luce la grandeza justo cuando aparece frente a sus ojos. Así que nos dice algo cuando ellos ven batear a Miguel Cabrera, y se han maravillado...

Miguel Cabrera sonríe
 
Por su inteligencia: Muy parecido a la forma como alguna vez Greg Maddux y Pedro Martínez lanzaron como hombres que parecían saber lo que los bateadores pensaban antes de que los propios rivales supieran, y que parecían saber qué ocurriría antes de que se dieran las cosas, Cabrera es un bateador que tiene ese don.

"Él sabe de qué forma los pitchers intentan dominarlo, y parece que él siempre está un paso adelante", señaló un escucha de la Liga Nacional. "Él tiene una visualización tremenda. Es un individuo muy inteligente cuando se trata de sensación de bateo".

"Este hombre tiene una inteligencia en el plato que otros no tienen", dijo un escucha de la Liga Americana. "Honestamente pienso que él regalará algunos turnos al bat, preparándote para un turno posterior en el partido, que sea más crucial. Él siempre piensa adelantándose a ti. Y existe otra velocidad con corredores en posición de anotar. Lo he visto hacerlo muchas veces. Lo he visto salir adelante en situaciones críticas demasiadas ocasiones".

Por su audacia: "A él no lo intimida nada", dijo el mismo scout de la Liga Americana. "No se intimida si le envían un lanzamiento al pecho. No se intimida si le sacudes las piernas... él está a cargo cuando está en la caja de bateo. He visto a coaches de pitcheo y lanzadores realmente buenos intentando afectarlo. Y todavía nadie puede lograrlo".

"Él está totalmente bajo control en cada turno", dijo el scout de la Liga Nacional. "Nunca ven un swing de pánico. Ustedes tienen la sensación de que puede preparar a un lanzador cuando se le antoje. Él está confiado cuando se encuentra abajo en el conteo. Tiene un gran swing. Se mantiene dentro de la pelota tan bien como cualquier otro bateador que haya visto. Y saben que él aguarda por un error, o por un lanzamiento que pueda poner en juego de forma dura".

Por su deseo por ser el mejor y vencer a los mejores: "Él es alguien que consigue grandes imparables, que batea grandes cuadrangulares, contra gran pitcheo", dijo el escucha de la Liga Americana. "No es que lo haga contra lo más débil del bullpen a la mitad del partido. Es alguien que lo hace en momentos claves, en las situaciones de mayor presión en el partido. No lo hace solamente contra peloteros traídos de Triple-A".

"Siempre he dicho esto", afirmó el scout de la Liga Nacional. "Él conecta los mejores lanzamientos de los pitchers. Y pocos pueden presumir eso".

Él es uno de los mejores cinco bateadores derechos de la época moderna

Aquí está una lista totalmente arbitraria de los mejores bateadores derechos, cuyas carreras comenzaron después de 1900, sin contar a Miguel Cabrera, sin mezclar prejuicios de uso de sustancias prohibidas:

1) Rogers Hornsby
2) Jimmie Foxx
3) Honus Wagner
4)
Albert Pujols
5) Joe DiMaggio
6) Willie Mays
7) Hank Aaron
8)
Alex Rodríguez
9) Hank Greenberg
10) Frank Robinson

No hay respuestas erróneas, por supuesto. Entonces quizá Frank Thomas debería estar ahí. Quizá Manny Ramírez debería estar ahí. Incluso pueden abogar por los casos de un grupo ecléctico de entre cinco y 10 jugadores adicionales, un grupo que va desde Edgar Martínez a Harry Heilmann.

Pero en alguna parte de ese grupo está Miguel Cabrera. Y pensar que cuando revisamos su carrera -- que por cierto, todavía va en ascenso -- él se ubica sólidamente entre los cinco mejores.

Aquí tenemos el caso para eso. Echen un vistazo a todos los bateadores derechos en la historia con una línea estadística y un promedio de cuadrangulares tan bueno como el de Cabrera (con un mínimo de 6,000 apariciones en el plato). No tomará mucho tiempo:


Correcto. Esa es toda la lista. O, si tomamos en cuenta el promedio de cuadrangulares, Hornsby y DiMaggio se unen al grupo: 


O podemos disminuir el umbral del promedio de bateo e invitar a otra media docena de bateadores para que muden al vecindario. Pero ustedes comprenden la idea. Traigan cualquier nombre que deseen. Todavía será muy difícil sacar a Miguel del panorama.

"Él es obviamente uno de los mejores bateadores derechos de todos los tiempos", dijo el scout de la Liga Nacional, un hombre que alguna vez vio a Mays y Aaron en la vida real. "No importa con qué nombres quieras compararlo. Podrías ir por una lista de bateadores del Salón de la Fama y apilarlos contra Cabrera, y él saldría librado favorablemente contra cualquiera al que lo enfrentes. Y es el elogio más grande que le puedas otorgar.

Este es un debate que puede durar días, semanas o décadas. Estamos de acuerdo, ¿cierto? Su lista probablemente no coincidirá totalmente con la mía. Mi lista no estaría totalmente idéntica a las de Bill James, Bud Selig, Tim Kurkjian o Alyssa Milano.

Pero antes de que nos perdamos en ese debate durante, digamos los próximos 50 años, concordemos en una cosa: Este es un nivel de grandeza que no se da muy a menudo en la vida. Y bien sea entre los tres mejores, los cinco mejores, los 10 mejores, o los mejores que sea, no cambia la definición de Miguel Cabrera que inició esta columna:

Uno de los mejores bateadores derechos que jamás haya existido. Punto.

 




Un gusto muy particular


Miguel Cabrera

CHICAGO -- Es parte de la propia esencia en la relación de padre e hijo, el querer y desear siempre lo mejor para uno y otro.

Los hijos, por lo general, siempre ven a sus padres como ídolos y como tales le exigen el máximo en su desempeño diario, independientemente de la función que ejerzan.

En el caso de Miguel Cabrera, quien no solo es el ídolo de sus tres retoños (Rosangel, Isabella y Christopher), sino de millones de fanáticos al beisbol, la situación no es distinta.

Rosangel, la hija mayor de Cabrera, es la que más consciencia tiene de la profesión de su padre y de lo que él ha generado con su actuación en el terreno de juego. "Sus amiguitos de la escuela la reconocen y saben que yo soy su papá y le preguntan y hacen todas esas cosas de niños", dijo el tercera base de los Tigres de Detroit.

Esa situación que ha envuelto a su primogénita la ha convertido también en su más fiel y exigente fanática, una a la que tan solo le gusta que su papá saque la bola del parque, no que llegue a una base y ancle en ella esperando el remolque de un compañero.

"Lo que ella me ha dicho es que no le gusta cuando doy hits, sino cuando corro las bases completas, que le gusta cuando doy un jonrón. No le gusta cuando llego solamente a primera", dijo Cabrera entre risas, al recordar la inocencia de su niña, de siete años. "Pero he estado hablándole, para que pueda entender un poquito, le digo que esas también son cosas buenas de la pelota. Pero ella siempre se queda con que corra todas las bases, que le gusta que esté dando jonrones", agregó.

Y la verdad es que esa ingenuidad de Rosangel es la que ha creado Miguel con su desempeño diario en el terreno de juego, donde pareciera que no hay nada que no pueda hacer. De allí que la exigencia de su primogénita sea también el deseo de todos los que siguen y apoyan al último triple coronado del beisbol.

Cuenta Cabrera que pese a esas expectativas que de él tiene su hija, cada vez que va al cajón de los bateadores, nunca ha surgido de ella, como tampoco de Isabella -- dos años -- y mucho menos de Christopher, de apenas un año, una petición de un cuadrangular para un día o encuentro en específico. Él tampoco le ha hecho una promesa tal.

"Nunca le he dicho nada de eso y tampoco me lo han pedido. No me ha tocado la oportunidad de decirle que voy a hacer esto o lo otro, porque ni yo ni nada sabe lo que uno puede hacer cuando comienza el juego. Si uno tuviera una bolita y pudiera descifrar lo que uno va hacer las cosas serían más fáciles", expresó el venezolano, quien agregó: "A medida que va pasando el tiempo uno entiende mejor las cosas, entiende que no puede batear todos los días y por eso trato de no decirle ningunas de esas cosas. Pero si de repente lo tiro (un jonrón) les digo que fue por su cumpleaños o algo así, pero no comento ninguna de esas cosas".

Cabrera, incluso, asegura que ni siquiera cuando está en el dugout con sus compañeros, aguardando por consumir un turno, se atreve a hacer una apuesta o una sentencia de que dará un cuadrangular, aunque en oportunidades ha dejado abierta la posibilidad para que se piense en eso.

"Cuando estamos en el dugout estamos viendo cómo están los pitchers del otro equipo, nos ayudamos y decimos que está lanzando este pitcheo o este otro, y si se equivocan vamos a tratar de conectar la pelota bien, vamos dañarle el juego. Esos son los comentarios que siempre estamos haciendo y bueno tratamos de ponerle las cosas difíciles al pitcher cuando nos está dominando", reveló el tercera base de los Tigres, quien en estos momentos lidera los renglones ofensivos de promedio al bate (.362), hits (152), porcentaje de embasado (.456), slugging (.683) y OPS (1.139). Además de ser segundo en jonrones (37) y carreras remolcadas (111).

El rendimiento de Cabrera en esta campaña ha sido mejor que el registrado en la anterior, cuando se convirtió en el primer triple coronado del beisbol en 45 años. Tal situación ha hecho soñar a los habitantes del mundo de la pelota con la posibilidad de ver otra triple corona de bateo en las manos de Miguel. Él, sin embargo, se mantiene al margen.

El venezolano procura solo mantener el plan que le ha permitido ser exitoso en los diez años que tiene en Grandes Ligas, a los que sumó este lunes otro logro, al ser reconocido como el jugador de mejor desempeño en la undécima semana de la campaña, por primera vez en el 2013 y décima en su carrera.

Él no se identifica como un bateador científico, de esos que se la pasan todo el tiempo estudiando a los lanzadores rivales, ni observando sus videos. Pero tampoco lo deja todo al azar de sus excepcionales condiciones e instintos, que ya lo llevado han a ganar dos títulos de jonrones, dos de remolcadas y dos de bateo, además de un premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana (2012).

"A veces trato de agarrar un poquito de información de los reportes que nos dan del pitcher al que vamos a enfrentar, trato de ver cómo él pitcheó el juego anterior. Trato de ver algunos videos de la última vez que nos lanzó a nosotros. Uno busca tomar eso como base, pero cuando ya uno está en el juego entonces trata de ver qué pitcheos le están rompiendo, con qué lanzamientos se está sintiendo mejor y qué pitcheos está lanzando mejor en cada conteo", dijo Cabrera, quien explicó: "Cuando uno está en el home plate todo es reacción. Cuando uno piensa mucho es cuando los pitcheos le ganan a uno, es cuando los pitcheos le ganan a uno. Eso es parte del juego. Pienso que mientras uno se prepare mejor y las reacciones sean mejores, mejor va a estar uno en el home plate y se verán mejores resultados. Mientras más relajado y tranquilo esté uno en el home plate, la reacción será mejor y podrá tener mejores resultados. Eso es lo que yo siempre trato de hacer".

Ha sido eso parte de la clave en el éxito de Cabrera, quien este año podría convertirse además en el primer pelotero en la historia en ganar tres títulos de bateo consecutivos dando 30 o más jonrones.


 



Los nuevos reportes, falsos: A-Rod

BOSTON -- En la atiborrada cueva de los Yankees en Fenway Park, Alex Rodriguez abordó las más recientes alegaciones en su contra, en la que el programa de televisión "60 minutes" reportó que allegados al tercera base filtraron documentos que implicaron a Ryan Braun y al catcher venezolano Francisco Cervelli con el uso de sustancias dopantes provistas por la clínica Biogénesis.

 

"No es cierto", dijo rotundamente Rodríguez ante las decenas de reporteros que se dieron cita en Boston. "Esa es una historia que salió hace varios meses y no progresó y ahora estamos aquí en Fenway y vuelve a salir, así que es muy extraño".

 

Rodríguez agregó que se había comunicado directamente con su compañero de equipo Cervelli para aclarar el asunto y que la conversación fue positiva.

 

"Hablé con Cervelli esta mañana y tuvimos una buena conversación y él comprende que (los reportes) no son ciertos y estamos en la misma página. Me duele mucho que me hayan involucrado con uno de mis compañeros de equipo y conversamos sobre eso y (Cervelli) comprende por completo que no es verdad", senaló.

 

Conforme al acuerdo laboral de Major League Baseball con el sindicato, toda alegación de uso de sustancias ilegales tiene que ser manejada en privado antes que se revelen nombres; proveer el nombre de un jugador sería una violación crasa de las normas establecidas por el acuerdo.

 

"Es un proceso frustrante porque soy un ser humano y soy miembro de un sindicato al cual he pertenecido por 20 años y apoyo a todos mis compañeros", dijo Rodríguez. "He sido miembro de este sindicato por 20 años y es muy importante que todos los peloteros comprendan que mi lealtad está siempre con el sindicato, y algo como lo que está siendo alegado jamás ha sucedido. Jueguen para Boston, o los Diamondbacks, o los Mets, quiero y apoyo a todos los miembros del sindicato igualmente y de manera incondicional".

 

Rodríguez alegó haber estado sorprendido al haber escuchado los rumores originales del reporte, aunque amonestó que éste es apenas el comienzo de las historias que girarán en torno a su persona por lo que resta de temporada.

 

"Cuando la escuché hace cuatro meses me sorprendió, pero lo más importante es que hablé con Cervelli, que es como mi hermano, y él comprende por completo que no es cierto", dijo A-Rod. "Y vamos a ser bien claros: por las próximas siete semanas va a ser un camino muy escabroso, todos los días esperen una historia no sólo como ésta, sino aún mayor y después del proceso de arbitraje llegará mi oportunidad en una plataforma abierta de contar mi historia completa", dijo.

 

Fuentes de ESPN han indicado que MLB cuenta con evidencia de que el tercera base utilizó sustancias dopantes, y que también intentó estropear la investigación sobre sus vínculos con Biogénesis, lo cual A-Rod continúa planteando será un tema a discutir en un momento pertinente, al finalizar de verse el caso legal.

 

"En la plataforma correcta y el momento correcto contaré mi historia por completo. No tengo la más mínima idea (de quién está detrás de esto), pero claro que ya cansa que siga sucediendo", dijo visiblemente frustrado Rodríguez.

 

Rodríguez agregó que la parte más difícil para él y sus compañeros de equipo es dejar todo fuera del terreno de juego y concentrarse en el inicio de una serie importantísima para los Yankees en Boston.

 

"Tenemos que acostumbrarnos a que cosas así seguirán surgiendo todos los días y es muy frustrante para el béisbol porque ésta es una serie muy importante. El equipo está jugando relativamente bien y estamos emocionados de jugar contra uno de los mejores equipos en el béisbol y es muy frustrante que éste tipo de cosas sigan cayendo a cuentagotas en vez de todo resolverse de forma confidencial, como dice el acuerdo laboral que debe ser, pero ése no es el caso".

 

Aunque Rodríguez afirmó en varias ocasiones que se comunicó con su compañero de equipo Cervelli, indicó que no había tenido la oportunidad de hablar con Braun sobre el tema. A-Rod agregó que también buscará comunicarse con otros peloteros, entre ellos Jonny Gomes y Big Papi, para discutir el tema.

 

Gomes, al igual que su compañero en los Medias Rojas, el lanzador John Lackey, expresó su descontento por el hecho que a Rodríguez se le ha permitido continuar jugando durante su proceso de apelación de la suspensión de 211 partidos dictaminada por MLB y la oficina del comisionado por sus vínculos con Biogénesis.

 

"No importa lo que suceda, el sindicato finalizará firme", concluyó Rodríguez.



Pujols establecería un gran precedente

Albert Pujols

ORLANDO -- Cuando casi estábamos convencidos de que todo estaba perdido, Albert Pujols pegó uno de sus batazos más legendarios. Y eso, que está en lista de lesionados.

El inicialista dominicano de los Angelinos de Los Angeles anunció el viernes que tomará acciones legales contra el ex pelotero Jack Clark y la emisora WGNU 920 AM de San Luis, que alegremente lo acusaron de supuestamente haber usado sustancias para mejorar el rendimiento.

"Actualmente estoy en el proceso de tomar acción legal contra Jack Clark y sus empleadores en WGNU 920 AM", dijo Pujols en un comunicado enviado a la prensa. "Voy a enviar un mensaje de que no puedes actuar de manera imprudente, como lo hicieron, y salir impune", agregó.

En un show radial que realiza junto a Kevin Slaten, Clark dijo que Pujols era un tramposo y basó sus alegatos en una supuesta confesión que le hiciera hace una década Chris Mihlfeld, el ex entrenador de Pujols. Según Clark, Mihlfeld le habría dicho que inyectó a Pujols.

Sin embargo, Mihlfeld habló con ESPN el viernes y negó todos los alegatos de Clark. "No he hablado con Clark en casi 10 años. Sus declaraciones no son verdaderas. He conocido a Albert Pujols desde que tenía 18 años y nunca ha usado sustancias. Apostaría mi vida a que está limpio", dijo el entrenador.

El periódico St Louis Post-Dispatch reportó el sábado que la empresa InsideSTL despidió a Clark y Slaten y canceló el programa después de apenas siete transmisiones. Como sea, los problemas realmente importantes para Clark y WGNU 920 AM comenzarán una vez Pujols someta una demanda en los tribunales, posiblemente por difamación e injuria y daños severos a la reputación de uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.

Pujols dijo el sábado a ESPNDeportes.com que el despido de Clark no afectará sus planes de proceder legalmente. El jugador, además dijo que actualmente está más preocupado por regresar al terreno de juego con los Angelinos esta misma temporada que en asuntos fuera del terreno. Pujols fue colocado en la lista de lesionados el pasado 28 de julio por una ruptura parcial de ligamento en la fascia plantar del pie izquierdo, una lesión que le ha molestado durante buena parte de la temporada.

En el mismo programa donde lanzó sus acusaciones contra Pujols, Clark dijo que Justin Verlander, el gran lanzador de los Tigres de Detroit, era el típico usuario de esteroides.

"Verlander era como Nolan Ryan, tiraba a 97, 98, 100 millas desde el primero al noveno inning. Consigue el gran contrato y ahora apenas alcanza 92, 93 millas", dijo Clark. "¿Qué pasó? No tiene problemas en el brazo, nada. Las señales están ahí", agregó.

"Es estúpido, miren la fuente", dijo Verlander. "Es estúpido hablar de algo de lo que usted no sabe y claramente... él no está mirando", agregó.

Los problemas de Verlander en el box este año fueron resaltados en este artículo de ESPN.com http://espn.go.com/blog/statsinfo/tag/_/name/justin-verlander donde quedó establecido que no solamente se trata de la evidente reducción en la velocidad de su recta, sino que además incluyen otros factores. Clark debió haberlo leído.

Si cumple su amenaza, Pujols estará haciendo un gran servicio a los peloteros que no han violado las reglas en Grandes Ligas, que son la mayoría, pero que lamentablemente tienen que lidiar diariamente con especulaciones, sospechas y acusaciones irresponsables como las que hizo Clark, debido a los acontecimientos de los últimos tiempos, incluyendo esta misma semana con las sanciones a los involucrados en la investigación Biogénesis.

Con una sincronización que casi iguala la precisión del reloj atómico NPL-CsF2, inmediatamente después de una suspensión a un violador del programa antidopaje de Grandes Ligas, surge una acusación y/o sugerencia infundada contra un gran pelotero sin que los agraviantes enfrenten represalias. Bueno, al menos hasta ahora.

El año pasado, tras las suspensiones de los dominicanos Bartolo Colón, de Oakland, y Melky Cabrera, de San Francisco, el colega Skip Bayless insinuó en el programa "First Take" que Derek Jeter podría estar usando la hormona de crecimiento humano (HGH, por sus siglas en inglés) para estar rindiendo tanto a los 38 años de edad.

Anteriormente, el dominicano José Bautista, de Toronto, y el cubano Raúl Ibáñez, cuando estaba con Filadelfia, fueron víctimas de "análisis periodísticos" en los que se advertía que sus destacados desempeños podrían estar atados al uso de sustancias, sin la existencia de pruebas o bases concretas para sostenerlos.

La alharaca de Clark ocurrió un par de días después que el comisionado Bud Selig suspendiera a 13 jugadores, incluyendo a Alex Rodríguez, el quinto mayor jonronero de la historia, por sus lazos con la clínica Biogénesis de Miami, que ilegalmente distribuía y administraba sustancias para mejorar el rendimiento, que no fueron detectadas en la mayoría de los casos.

Es comprensible que la caída en desgracia de grandes como Barry Bonds, Roger Clemens, Mark McGwire, Manny Ramírez, Ryan Braun y A-Rod -- y muchos otros de menor rango-- hayan agotado la capacidad de credibilidad y confianza del público, pero bajo ningún concepto esos acontecimientos deberían dar "patente de corso" a piratas informativos para difamar a jugadores que no han violado las reglas sin atenerse a las consecuencias de sus acciones.

En sus declaraciones, Pujols reconoció que la gente está cansada de los atletas que dicen ser inocentes, pidiéndole al público que crean en ellos, sólo para que sus pecados se limpien más adelante en el camino.

"Pero yo no soy uno de esos atletas, y no soporto tener mi nombre y el nombre de mi familia, arrastrado por el barro", dijo Pujols.

De cumplir su amenaza de demandar a Clark, Pujols no solamente estaría mandando un fuerte mensaje acerca de su propia integridad, sino que además establecería un precedente que seguramente reducirá las acusaciones infundadas y sugerencias malsanas en el manejo de la información relacionada al uso de sustancias en el béisbol.

Un movimiento que deberían imitar otros, incluyendo a Verlander.


 
 
ESCUCHANOS EN TIEMPO REAL
---EL METRO SALSERO---
Montao en el Metro
--- stat counter